José K
-A A+

José K/Quadratín Debate

 

 

Morelia, Mich., 13 de septiembre, 2018.- La historia de Rosario Robles Berlanga ha estado rodeada por el escándalo. Pensó que al cambiar de bando todo le saldría mejor, pero no fue así, nunca contó que arribaría con todo el poder el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

 

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado de la República, declaró que su bancada planteará ante el pleno la integración de una comisión  que investigue el desvío de recursos en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario; Territorial y Urbano (Sedatu), y adelantó que presentará denuncias penales contra Rosario Robles.

 

La Auditoría Superior de la Federación detectó un desvío de mil 311 millones de pesos en ambas secretarías durante la administración de Robles; así como la subcontratación de al menos 13 empresas fantasma y dinero que habría ido a parar a cuentas domiciliadas y a otros países como China, Ecuador y Corea del Sur.

 

 Robles,  ha sido, desde agosto de 2015, titular de la Sedatu y estuvo al frente de la Sedesol de diciembre de 2012 a agosto de 2015.

 

Robles aseguró que esa información es falsa y rechazó el presunto desvío. Aseguró que está dispuesta a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) investiguen sus cuentas bancarias y su evolución patrimonial durante el lapso de tiempo señalado.

 

Seguramente Robles comparecerá Ante el Senado de la República, si es que hay tiempo. Pero quizá la mayor de sus culpas sea de carácter político, por su traición a la izquierda y por sus nexos con Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto. Lo cierto es que este asunto apenas comienza, y si tal vez no se logre comprobar nada, porque la mayoría de funcionarios públicos saben cómo desaparecer cualquier huella de corrupción. Así que una quemada más sería como una mancha más al tigre.