Fabian Bonilla Lopez
-A A+

Fabián Bonilla López

 

CDMX, 15 de abril, 2018. Este sábado 14 de abril se realizó el tercer Foro-Encuentro de las Resistencias ante los Megaproyectos en el Poniente del Valle de México.Se llevó a cabo en las inmediaciones de la estación del metro Observatorio, “zona cero” de la construcción del Tren Interurbano México-Toluca y las ampliaciones de las líneas 9 y 12 del metro y un CETRAM, en el cual se reunieron luchas populares no sólo del poniente sino de otras geografías de la denominada “megalópolis”. Que a través de sus demandas y denuncias configuraron una cartografía de las resistencias.

En el Encuentro se dieron cita representantes de las luchas, integrantes de organizaciones de derechos humanos e investigadores. Todos coincidieron en la necesidad de hermanar las resistencias y hacer no sólo visibles sus exigencias sino entablar un diálogo para acompañarse en sus movilizaciones. Los primeros en tomar la palabra fueron los comuneros de San Francisco Xochicuautla.

Quienes señalaron que “tenemos que mirar desde la loma para ver quiénes son nuestros enemigos pero también quiénes son nuestros aliados y cómo vamos a dar nuestra lucha”. Haciendo hincapié en la necesidad de visibilizar las luchas para denunciar los “proyectos de muerte” y así evitar una represión letal. También resaltaron el pacto que existe entre el gobierno federal y empresarios corruptos. “Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño del Grupo Higa es el constructor predilecto de Peña Nieto es el símbolo de los interés políticos y de la corrupción”. Enfatizaron el desprestigio por la clase política: “no creemos en ningún partido, ni en ningún candidato, no hay todavía quien nos represente”, concluyeron.

Después ocuparon el micrófono vecinos de la colonia José María Pino Suárez que se encuentra a un costado del metro Observatorio. Quienes denunciaron que circula la información en la que se le invitan “forzosamente” a vender sus casas y predios sin dar mayores datos. Que no saben quién está detrás de esta campaña y que enfrentan a un “enemigo a oscuras”. Se presume que esta exigencia de venta se debe a las ampliaciones de las líneas del metro y la construcción del CETRAM (Centros de Transferencia Modal), que sin empacho el ex Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera señaló que sería el más grande América Latina.

En este mismo sentido, participaron vecinos de la colonia 1ra Victoria  quienes han levantado su voz pues por la ampliación de la línea 12 sus casas se han visto afectadas. Señalaron que son más de 150 casas que presentan ya cuarteaduras y que 20 de ellas deben ser demolidas por la grave afectación. Aunque desde un principio les expresaron a las autoridades que los terrenos sobre los que se asienta la colonia en el pasado fueron minas, por lo que el peligro es latente y manifiesto.

También habló un representante de Asamblea General de Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán. Quien advirtió que para las autoridades federales como locales la gente no vale. A partir de su defensa por el agua manifestó que “el gobierno de Peña Nieto nos está dando por la cubeta”. También alertó que se construirán cada vez más torres departamentales y que el agua en la ciudad se destinará, despojando de este recurso vital a las comunidades y pueblos, a lo que se suma los cambios de uso de suelo que tarde o temprano, expulsaran a las personas de su territorio. Pues en la zona de pedregales a algunos vecinos el impuesto predial se ha elevado hasta los 20 mil pesos.

Al cerrar el  foro, América del Valle, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, expresó la necesidad de informar a las comunidades y pueblos que apenas se están dando cuenta del ecocidio y del daño que les están causando por la construcción del nuevo aeropuerto. Además informó que si bien se han construido la barda perimetral, las autoridades saben que apenas llevan el 10% y que por dentro, la obra se les está hundiendo.

Puso énfasis en hacer los esfuerzos por encontrarnos más allá de las redes “sintiéndonos y escuchándonos en los espacios”. Además remarcó las diversas luchas y exigencias en diversos puntos de nuestra geografía nacional. “No hay empleo, y no hay salario en este país, pero hay mucha pelea y eso nos llama a todos”. Por eso concluyó con una invitación a la celebración del “mayo rojo” con la marcha que se realizará contra el aeropuerto: “estaría bien chingón que las resistencias de la ciudad nos recibieran e hiciéramos un encuentro simbólico”.

Y para eso son estos encuentros y foros para hermanar las luchas y apostar por un rumbo distinto para las comunidades, pueblos y colonias. Es hora.