José K
-A A+

José K/Quadratín Debate

 

Morelia, Mih., 16 de abril, 2018.- El tiempo sigue su curso, y la preferencia electoral se ha movido muy poco, dicen que el equipo priista trató de armar un alboroto en Puerto Escondido, Oaxaca, y le salió el tiro por la culata. Debieran ser más cuidadosos, porque la sociedad en general está enfadada.

A López Obrador le han buscado por el lado de la corrupción, porque dizque recibe apoyo de Venezuela y también han inventado que pretende sacar de la cárcel a todos los delincuentes, y no ha pasado nada. Ahora pretenden  estigmatizarlo con el signo de la violencia.

En tanto, el sigue insistiendo en que luchará contra la corrupción. “Vamos a acabar con la corrupción. Se va a purificar la vida pública de México, ya no va a haber corrupción y que (Trump) no mantenga esa idea, que no se empecine en estar con la impresión de que los mexicanos somos corruptos”, prometió. “Nuestro pueblo tiene mucha cultura, es bueno, es trabajador y es honesto”. (La Jornada)

Son  más de lo que todos suponemos los que están involucrados en la corrupción, y sienten pasos cada avance que da el tabasqueño, porque puede ser que José Antonio Meade sea honesto, pero doblemente ha sido parte del sistema,  que defiende y que no desea cambiar.

El panista Ricardo Anaya, más allá del teatro que le montaron, es sin duda un tipo ambicioso que sabe perfectamente cómo aprovechar el poder, su enriquecimiento, su vida agringada, nos indica el rumbo que pretende.

Habrá que ver qué ocurre en el primer debate, pero todo indica que no significa gran cosa, solo algunos medios pueden asegurar que de eso depende el triunfo o la derrota. Siguen la lucha electoral sin mayores escándalos, pero en verdad es cierto que el diablo no duerme, y no me refiero al demonio que muchos imaginan.