Miss Edi Toriales
-A A+

Miss Edi Toriales/Quadratin Debate

Morelia, Mich., 15 de julio, 2017.- El ex alcalde de Zitácuaro, Juan Carlos Campos, dijo que “nepotismo hay en todos lados”; así se defendió de algunas de las acusaciones en su contra, que si bien no culminaron en juicio político, sí hubo la sanción de inhabilitarlo por dos años para ejercer cargos públicos.

 

Y no es que le falte razón, en efecto, el hecho de que un funcionario público contrate en su administración a familiares es algo cotidiano, aunque en este caso la declaración raye en el cinismo.

 

Retomando el análisis de Ernesto Martínez Elorriaga, en los hechos el proceso de juicio político en contra del exedil de extracción priísta resultó ser una vacilada, pues a pesar de tener 239 observaciones de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) que equivalen a más de 60 millones de pesos, la sanción fue sólo la inhabilitación por dos años. En este caso aplicaría la famosa frase “yo no quiero trabajo, sólo dinero”.

 

Una de las acusaciones en contra de Campos se refiere al nepotismo, realizada por Marcos Joel Vera Terrazas, quien  documentó  cinco casos de familiares del ex alcalde que cobraron en el ayuntamiento durante su gestión.

 

En su defensa, el zitacuarense dijo que el nepotismo se da en todos lados. ¿Será que esperaba que la cotidianeidad de este tipo de situaciones llegue a asentar un antecedente jurídico que le diera inmunidad? Tal parece que así fue.