José K
-A A+

José K/Quadratín Debate

 

Morelia, Mich., 11 de octubre, 2017.- El sistema no le perdona a José Manuel Mireles haber desobedecido la orden de entregar las armas tal y como había quedado con el gobierno federal después de más de un año de haberse levantado en armas en contra de la delincuencia organizada (2013). Pero menos aún, le perdonan que haya retado al gobierno.

 

La Procuraduría General de la República (PGR) inició un nuevo proceso judicial en contra de  José Manuel Mireles Valverde, ex líder de grupos de autodefensa por el delito de rebelión contra las autoridades gubernamentales (sedición),  luego de que el pasado 11 de julio exhortó a los habitantes de Tepalcatepec a repeler la agresión de militares, ya que de manera errónea pensó que los soldados pretendían tomar esa población de Tierra Caliente.

 

El 13 de septiembre, de este año,  agentes del ministerio público federal le entregaron un citatorio al que acudió puntualmente Mireles, y después se le notificó del proceso que inició en su contra por lo que tendrá que declarar el próximo 16 de octubre en la sede del Poder Judicial Federal ubicada en Morelia, donde se definirá su situación jurídica.

 

Ignacio Mendoza Jiménez, abogado del doctor Mireles, manifestó que se trata de una “persecución política” que no tiene sentido, ya que “se tendría que detener a medio México por escribir mensajes de ese tipo a través de las redes sociales, sin duda es un mal momento para el gobierno”.

 

Dijo que no hay elementos en la carpeta de investigación para procesar al líder de autodefensas, pero se trata de una estrategia política para frenar la inconformidad social que existe al margen de su cliente.

 

El pasado 11 de julio, a través de las redes sociales, Mireles Valverde hizo un llamado urgente a los grupos de autodefensa de la Sierra Costa y de la región de Tancítaro, “activos y pasivo” a que se presentaran de inmediato a la cabecera municipal de Tepalcatepec, porque elementos del Ejército Mexicano estaba sitiando a esta población de Tierra Caliente con el fin de detener a los grupos de autodefensa de Tepalcatepec.

 

Trascendió ese mismo día que los militares iban por Juan José Farías Álvarez, El Abuelo, presunto integrante del cártel de Los Valencia. Sin embargo, de inmediato la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán,  aclaró que solo había sido asegurado un vehículo, armas y droga. Todo quedó en una falsa alarma.

 

En tanto, la PGR ha iniciado la Carpeta de Investigación FED/MICH/APAT/0001664/2017 por el delito de sedición. La orden fue firmada por Lauro Pallares Mora, agente del Ministerio Público de la Federación y titular de la Agencia Segunda Investigadora en Morelia, y señala que Mireles  debe presentarse a declarar  el próximo 16 de octubre.

 

Es cierto que fue una imprudencia de Mireles; es cierto que en varias conferencias en la capital michoacana había olvidado que era un ex líder de autodefensas, no un líder de grupos subversivos. Pero todos debemos entender que pasó años en la cárcel por un delito no grave, y eso que hay más de 200 ex autodefensas encarcelados por el mismo delito, sin saber cuáles son los argumentos.

 

No debe volver a la cárcel, aunque se entiende su deseo de venganza ante un sistema incongruente, injusto, que desde hace muchos años carece de credibilidad y está bajo sospecha.