Ernesto Martínez Elorriaga
-A A+

Ernesto Martínez Elorriaga/Quadratín Debate

Morelia, Mich., 13 de septiembre, 2018.- El rezago que vive Michoacán, desde el punto de vista económico se debe a que el presupuesto gubernamental es raquítico, y la mayor parte de él solo alcanza para el pago de  33 mil trabajadores docentes y administrativos de educación básica; a cerca de siete mil académicos y administrativos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; más de seis mil trabajadores de la Secretaría de Salud; más de 10 mil empleados de los tres poderes de la entidad, entre otros, sin contar a cientos de funcionarios.

Los productos agropecuarios que incluso se exportan al extranjero como el aguacate, fresa, melón, mango…benefician sustancialmente solo a un pequeño número de productores, no obstante que general miles de empleos temporales. El comercio, servicios y bienes y raíces prácticamente se encuentran monopolizados. De no ser el puerto de Lázaro Cárdenas, en esta entidad no hay industria.

En el aspecto de seguridad, desde hace casi 25 años la delincuencia organizada comenzó a crecer de manera estrepitosa. Surgieron cárteles de la droga que han estado en disputa con otros de Jalisco, Guanajuato y Estado de México. Miles de jóvenes se sumaron a esta actividad ilícita trayendo como consecuencia la degradación social.

En los últimos 11 años han sido ultimadas por el crimen más de 10 mil personas, en una entidad que apenas supera los cuatro millones de habitantes. Las comunidades originarias nahua, mazahua, otomí y purépecha han sido despojadas de sus recursos naturales, además de que han vivido al margen del desarrollo. La única industria pesada que hay en la zona portuaria fue vendida a particulares nacionales y extranjeros.

Los gobiernos estatales y municipales no han estado exentos de corrupción. La política se convirtió en quizá la principal industria de Michoacán, en donde se disputan con todo, los cargos municipales y estatales. Obviamente, en general los salarios son muy bajos, por ende los profesionistas egresados de instituciones superiores se van a trabajar a otras entidades vecinas, pero principalmente, gracias a los migrantes (más de tres millones en Estados Unidos), la economía ha  logrado mantenerse a flote en los grupos sociales mayoritarios.

Esto es en general el panorama  de esta entidad. Juntos con Chiapas, Oaxaca y Guerrero mantienen una economía de las más rezagadas. Es un balance muy complejo que requiere de mucho esfuerzo y dinero para abandonar el subdesarrollo en el que se encuentra, a pesar de que es una de las entidades más privilegiadas en cuanto a riquezas naturales.