Redacción Quadratín Debate
-A A+

Pablo Cabañas Díaz/Quadratín Debate

 

CDMX, 13 de septiembre, 2018.-Laurent Richard,  es un periodista francés que lanzó hace tres años el proyecto Forbidden Stories (Historias Prohibidas), que consiste en seguir las investigaciones de periodistas asesinados o encarcelados. “El proyecto Daphne” es el primer episodio de esa iniciativa inédita.

 

Durante seis meses, 45 periodistas de 18 medios de todo el mundo trabajaron juntos, retomando la gigantesca masa de documentos dejados por Daphne, asesinada el 16 de octubre de 2017, a los 53 años, en la explosión de su coche.

 

Temida por toda la clase política y económica de su país, la periodista en los últimos años había acusado al premier, Joseph Muscat, pero también al jefe de la oposición. Sus ataques no solo le valieron la enemistad de grandes sectores del establishment: cuando murió, tenía 47 procesos por difamación.

 

Los periodistas de Forbidden Stories trabajaron en absoluta discreción, obteniendo testimonios en Malta y el resto de Europa. Las conclusiones son demoledoras. Malta es uno de los escasos países de la Unión Europea que adoptó desde 2013 la política de vender su pasaporte a extranjeros ricos.

 

El interés de obtener un pasaporte maltés supera el simple hecho de circular libremente por el mundo. Las “visas doradas” maltesas también pueden permitir escapar al fisco. Tras la creación del sistema de intercambio de información entre Estados, cada vez son más raros los sitios donde es posible esconder el dinero.

 

Por un millón de euros, cualquier persona puede obtener un pasaporte maltés, a condición de haber residido en la isla durante por lo menos un año. Según Forbidden Stories, esa condición jamás fue respetada. Sus investigaciones confirmaron que el multimillonario Liu Zhongtian, considerado la octava fortuna china accedió a un pasaporte maltes sin problema alguno.

 

Liu Zhongtian es un personaje que tiene influencia en México. Hace cuatro años -The Wall Street Journal  – señaló que  un ejecutivo de la industria del aluminio en California contrató a un piloto para sobrevolar el poblado mexicano de San José Iturbide, al pie de la Sierra Gorda, para tomar fotos de una fábrica.

 

De acuerdo con el rotativo, el ejecutivo hizo un extraño descubrimiento: un millón de toneladas de aluminio estaban apiladas detrás de una muralla de cercas de alambre de púas. The Wall Street Journal afirmó que  el aluminio, con un valor en 2014  de 2 mil  millones de dólares y que representaba un 6% del inventario mundial – era suficiente para crear 2 .5 millones de camionetas F-150 de Ford, o 77 mil millones de latas de cerveza-, se convirtió en la obsesión de la industria del aluminio estadounidense.

 

La estrategia se llamó “transbordo” y Jeff Henderson, representante de la industria del aluminio en EU, acusó de ello a Liu Zhongtian, afirmando que el conglomerado chino de metales China Zhongwang, Ltd. evadía impuestos en Estados Unidos ingresando sus materiales por México para ocultar su origen.

 

Liu Zhongtian, multimillonario miembro del Partido Comunista Chino, negó conexiones con el hallazgo; así lo afirmó en junio: “Esto no tiene nada que ver conmigo”. Además, aseguró que él no sabría iniciar un negocio en México, y afirmó bromeando que no es un lugar seguro para invertir: “en ese tipo de lugares hay muchos asesinos con armas”.