Ernesto Martínez Elorriaga
-A A+

Ernesto Martínez Elorriaga/Quadratín Debate

 

 

Morelia, Mich., 16 de julio, 2017.-El ex presidente mexicano, Vicente Fox, sigue dando pena ajena. Fue de visita a Venezuela y luego publicó un video en las redes sociales donde calificó de loco al presidente venezolano Nicolás Maduro. Si tuviera pena no haría eso. En su administración creció como nunca el crimen organizado,  e hizo un gran  esfuerzo para privilegiar a los grupos económicos más fuertes. Sin contar con su política servil a Estados Unidos.

 

Dijo que salió de Venezuela “lleno de compromiso con este gran país hermano. Voy a estar participando en la etapa final y definitiva en la lucha por la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos”. Candil de la calle, sin duda, porque eso hubiera hecho aquí en su mandato.

 

 

Durante la presentación del libro Balance de los derechos humanos en el sexenio del cambio(2009) que coordinó Enrique González, dijo que el gobierno foxista representó una regresión en materia de derechos humanos, pues se multiplicaron la represión y la impunidad, mismas que continuaron en la administración de Felipe Calderón.

 

Pero es plan con maña, es evidente que esa “lucha” contra Maduro, en la que no tendría por qué meterse, pues la política tradicional de México ha estado a favor de la libre determinación de los pueblos, lleva mensaje. Sin duda de manera equívoca y mal intencionada van contra el dirigente de Morena Andrés Manuel López Obrador, a quien se esfuerzan con compararlo con Nicolás Maduro.

 

Nada que ver, y eso de populista el PRI se las ha gastado solo durante décadas. Es como si comparamos a Fox con los conservadores y entreguistas Miguel Miramón y Tomás Mejía, fusilados junto con el emperador Maximiliano de Austria, en el Cerrero de las Campañas, por traición a la Patria, y conste que el guanajuatense en verdad se asemeja más a esos dos nefastos personajes.

 

Seguramente los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón defenderán a capa y espada los intereses del vecino país del norte. Así que veremos la guerra de todos contra uno, pero la historia de México nos muestra hechos verdaderamente heroicos, en donde ha habido salidas ante mexicanos que atentan contra sus propios compatriotas.