Ernesto Martínez Elorriaga
-A A+

Ernesto Martínez Elorriaga/Quadratín Debate

Morelia, Mich., 14 de abril, 2018.- A partir de 1940, la Ciudad de México comenzó a crecer estrepitosamente, debido al centralismo, tanto de la economía como del poder. En las décadas de los 70 y 80, la capital del país dejó de ser viable, pero aun así con la llamada descentralización simulada del gobierno y  la industria, el llamado Distrito Federal siguió creciendo.

De 13 millones de habitantes  en la década de los 40, pasó a 21 millones, contando la zona conurbada del estado de México. Los problemas son muchos, como  escasez de agua, inseguridad, falta de vivienda,  desempleo, contaminación, entre muchos otros. También es cierto que fueron décadas de gobierno priistas donde prevaleció la corrupción y beneficio para una minoría.

Debemos reconocer  que los gobiernos emanados del PRD en la Ciudad de México a partir de diciembre de 1997 con Cuauhtémoc, en términos generales, han sido decorosos. Podemos mencionar a Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard. Le cambiaron el rostro a la capital del país.

Hubo errores, pero sobre todo campañas de desprestigio pagadas por los gobiernos federales. No obstante, ni aun así han podido derrotar al PRD, pero el reto en lo que fue el Distrito Federal es muy grande, por tantos millones de habitantes y múltiples  problemas.

En los comicios del 1 de julio habrá de renovarse el gobierno de esta gran urbe. El PRD y el PAN, por el llamado Frente, buscarán ganar la Jefatura de Gobierno, pero según las encuestas el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ganará la Ciudad de México. No lo sabemos, tampoco el papel que hará el candidato del PRI, pero lo cierto es que se requiere de compromiso y talento para sacar adelante la gran ciudad.