Miss Edi Toriales
-A A+

Miss Edi Toriales/Quadratin Debate

 

Morelia, Mich., 12 de marzo, 2018.- Un problema severo que enfrentan los candidatos de todos los partidos políticos es la falta de credibilidad; digan lo que digan y hagan lo que hagan les cuesta mucho ganarse la confianza de los electores.

Como ejemplo, citaré el caso de la candidata independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala, quien este domingo anunció que renunciará al financiamiento público que le corresponde para su campaña.

“Siempre he pensado que la política es un instrumento para hacer el bien, no para enriquecerse. La política no debe estar al servicio de dinero. Es la política la que debe estar al servicio de pueblo”, dijo.

Se trata de una estrategia muy audaz, sin duda, y que podría considerarse hasta positiva, tomando en cuenta que siempre hay quejas de las enormes cantidades de dinero que se derrochan durante las campañas políticas.

Sin embargo, lo primero que salta luego de escuchar el anuncio de la candidata es el sospechosismo; de inmediato la gente empezó a cuestionarla en redes sociales, para saber entonces de dónde obtendrá los recursos para realizar sus labores de proselitismo.

Los comentarios se centraron de inicio sobre su esposo, el ex presidente de México, Felipe Calderón y la participación que en todo caso tendría en la campaña.

El tema es, como decíamos, la falta de credibilidad que enfrenta no sólo Margarita Zavala sino todos los candidatos y sus partidos; recordemos que desde los sismos registrados el año anterior, algunos de ellos también dijeron que renunciarían al financiamiento público, sin que hasta ahora se haya visto claramente que alguien lo haya cumplido.

La falta de credibilidad de parte de los electores es y seguramente seguirá siendo un elemento que prevalezca durante este proceso electoral, y en los subsecuentes.