Úrsula Albo
-A A+

Úrsula Albo/Quadratín Debate

 

CDMX, 16 de julio, 2017.- Sin duda nuestro país tiene una gran extensión de playas, más de 11 mil kilómetros, y mucho de este territorio es considerado como de lo mejor en playas del mundo. Así que cuando nos dicen la palabra mar, usualmente la relacionamos de manera positiva con: vacaciones, el maravilloso mundo submarino que tienen las aguas territoriales, o con las delicias que se preparan en nuestro país a partir de los alimentos que provienen del mar.

 

Sin embargo pocas veces nos damos cuenta qué tan importantes son los mares para los humanos. En primer lugar, cambiaron nuestra historia, pues a través de ellos llegaron los españoles a nuestro continente, y de forma semejante, arribaron las ideas de libertad e igualdad de los franceses, que permitieron la independencia en nuestro país.

 

Aunado a ello, también el mar es esencial para la sobrevivencia de nuestra especie, plantas y otros animales. Lo preocupante es que actualmente se están sobreexplotando y contaminando estos grandes cuerpos de agua, por lo que se buscan alternativas para dar solución a dichos problemas, entre los que se encuentran los residuos de plástico flotantes y los derrames de hidrocarburos.

 

Para esta última cuestión se ha experimentado con almohadas hechas a base de cabello tejido, las cuales se ha comprobado que sirve para absorber la grasa del agua. A través de este tipo de soluciones se puede mitigar el impacto que los derrames de petróleo o desechos grasos arrojados al mar provocan a los ecosistemas.

 

Pero en este proceso es fundamental el dialogo y cooperación con la sociedad, pues las grandes cantidades de cabello requeridas solo se pueden obtener de donaciones, ya sea de estéticas caninas o humanas. Con esto se pretende ayudar a los ecosistemas marinos que tanto nos ofrecen, pues ejercen una influencia muy grande en el clima, nos proporcionan comida y son fundamentales para la actividad económica de nuestro país.