Miss Edi Toriales
-A A+

Miss Edi Toriales/Quadratin Debate

 

Morelia, Mich., 13 de marzo, 2018.- El gobierno federal anunció este lunes la detención de Erick N., alias La Rana, presunto sicario de la organización criminal Guerreros Unidos, a quien vinculan con la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa. A más de tres años de este trágico suceso, el caso sigue sin resolverse.

El suceso de los jóvenes normalistas, considerados hasta ahora como desaparecidos, ocurrido el 26 de septiembre de 2014, es uno de los capítulos más vergonzosos de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Las investigaciones y declaraciones oficiales señalan que, presuntamente, los normalistas fueron interceptados cuando se dirigían a bordo de un autobús a la Ciudad de México. Se dijo que fueron asesinados y calcinados en un basurero de Cocula, cerca de Iguala, Guerrero.

Sin embargo, indagaciones realizadas por organismos internacionales dejaron ver lo endeble de tal versión ya que, entre otros análisis, sería prácticamente imposible que más de 40 personas fueran calcinadas en ese predio sin que nadie lo notara y sin dejar rastros.

Hasta ahora, sólo el cuerpo de uno de los normalistas ha sido encontrado e identificado; de los demás, no se sabe nada a tres años y medio de distancia. Desde luego los padres de los jóvenes siguen en la lucha por lograr esclarecer y los hechos y sin perder la esperanza de localizar a los estudiantes.

Por ahora hay un detenido más en torno a este caso, se esperaría que revelara datos significativos que llevaran a saber realmente lo sucedido. Pero lo dudo.